Situación de las Tablas a 10 de noviembre de 2012

Poco puedo decir de la situación de Las Tablas de Daimiel en este 10 de noviembre de 2012, que no se pueda observar por las imágenes, tanto de las que acompañana este pequeño artículo como de las que estan en la columna de la izquierda algo más abajo (Ya sabéis que pinchando en more photos se ven todas las fotos que he subido, cerca de cuarenta tanto de la flora como de la fauna del paraje actual y del nivel hidríco de la zona).

Es gratificante pasear por los alrededores en esta epoca y mirar el cielo, divisaremos con facilidad bandas de grullas, que ya han llegado a nuestra tierra para pasar el invierno, garzas reales, cigueñas, cigueñuelas, pato colorao, pato cuchara, focas, ánade friso, ánade real, gaviotas reidoras, porron pardo, ansar común, etc. en cuanto a la fauna.

De la flora, dando un paseo por Las Tablas de Daimiel, observaremos los cambios en tarayes, enea, carrizo, cardos, etc. de color, frondosidad, de la caída de las hojas, que ya va siendo el tiempo, de la luz del paisaje otoñal, de los reflejos del agua, de su embrujo, en fin de su paz.

Espero que disfrutéis con las fotografías, ya que a ellas pocas palabras hay que añadir.

Recorrido por el entorno medioambiental de Daimiel a 10 de noviembre de 2012

Hace tiempo que no hacía mi habitual recorrido por las tierras de Daimiel, la climatología tan caprichosa desanimaba mi espíritu deshilvanado y me imposibilitaba coger mi cámara en este socarral tremendo en que se convirtió las castellanas tierras del sur y nuestro trozo de Castilla La Mancha en particular. Bien es verdad que bicicleta en ristre, rodaba por los caminos de este pueblo que entre brujas y agua nos estaba a todos desanimando por la escasez, teniendo contacto diario de la situación monótona, día tras día, de aquello que quiero transmitir desde este blog.

¡Y el tiempo cambió! por arte caprichoso o científico (Vaya usted a saber) y las líneas isobáricas, las borrascas, los vientos, el agua, etc. se dejaron ver por nuestros cielos y sentirse por nuestros olivos resecos y nuestras vides de riego de tubo y goteo, emparradas y tradicionales. Junto a ello llegó el otoño, cambió el color del horizonte y de la planicie, de la masiega y la enea, del romero y la jara, del taray, del álamo seco de la ribera y del álamo palpitante de vida y sabia en medio del agua del Guadiana y de las Tablas y cambió el olor y se deshizo el silencio.

Y llegaron las grullas y los perdigones del pato colorado, del pato cuchara, de la focha, de la cigüeñuela, del ánade friso, del ánade real, de la gaviota corredora, del silbón europeo, del porrón pardo, de la garza real, del aguilucho lagunero, etc. se hicieron adultos.

Y llegó el agua río abajo por el azuer al Guadiana y con ello a las Tablas el día del señor de 10 de noviembre de 2012.

En este artículo vamos a disertar sobre este último aspecto, más adelante tendremos tiempo para hablar de las Tablas y sus mil sistemas habitados de flora y fauna, una vez que el agua aumente el caudal inundado de las mismas.

Tenía muchas ganas de ver correr nuestra arteria por los campos daimieleños, y hoy, si. Hoy cámara en ristre recorrí el río en varios puntos  y en varias horas y de ello he ido dejando constancia desde que empecé con los comentarios.

En las primeras fotos tomadas en el paraje del Carrerón, a las 9 y media de la mañana, se ve como el río lleva una cantidad de agua a ceptable, dos fotos dan muestra de ello, la una y la dos. En la tres, cuatro y cinco, en los alrededores de la autovía se ve que el agua llega también con cierta cantidad y sale de debajo de la autovía bastante compuesto. Aquí son las diez de la mañana. Poco después nos acercamos a la carretera de Arenas en el complejo Brujas y vemos que el agua no llega a las diez y poco de la mañana, fotos seis y siete, lo que se ve alrededor del puente son charcos de las lluvias de estos últimos días.

En ese momento dejamos el Azuer y nos vamos al Guadiana por el paraje del Nuevo y vemos que hay agua pero no corre, son charcos del agua caída y de la escorrentía del terreno, junto con la aportada por la depuradora (En la prensa provincial y local del lunes pasado, día cinco, se comenta que entre el Nuevo y Griñón se han descubiertos nuevos “Ojos” y que el río corre algo, sin aporte del Azuer. Modestamente creemos que son afloramientos por compactación de la turba y situarse a un nivel más bajo que anteriormente, con el posible aumento del nivel freático del acuífero. Los técnicos dirán ). Más tarde llegué a las Tablas y observé muchas cosas, pero esa es otra historia que luego os contaré.

Volví a las dos y media al río Azuer y observé que el agua ya llegaba a la altura de la carretera de Arenas (complejo Brujas) fotos ocho, nueve y diez. Tomadas las fotos nos fuimos al puente viejo y observamos que el agua con una cantidad pequeña llegaba ya a unos 20 metros del mismo, dos últimas fotos.

Pensamos que a esta velocidad, cuatro horas para hacer kilometro y medio, y con el mismo caudal de agua y al no haber filtraciones importantes al subsuelo por estar el cauce muy húmedo y bastantes charcos, podría llegar al Guadiana a la altura del paraje de la Máquina en la medianoche del día diez al once o en la madrugada del once.

Otra cosa será llegar a las Tablas, ya que desde la Máquina nos quedarán cuatro kilométros aproximadamente, pero a su favor corre, el agua que ya tenemos en griñón  y que nos ha acompañado todo el año y las grandes cantidades de agua caídas en este mes de noviembre, cercano a los 120 litros será posible. Decir también que en lo que va de mes y con lo registrado desde que empezó el año hidrológico, podemos decir que es un año bastante bueno, hasta el momento, pasados ya los docientos litros largos, más o menos lo que cayó el año pasado en su totalidad.

El Taray en las Tablas. Reportaje en fotos.

La vegetación  en las Tablas de Daimiel esta adaptada a unas factores biotópicos muy determinado entre los que destacaremos:  un clima extremo, suelos de turba y limos, aguas embalsadas, desde la creación del pantano de Puente Navarro, aunque antiguamente también lo estaban, sobre todo cuando había poco agua en los cauces de los ríos, de  condición salina si son del Jigüela o dulce si son del Guadiana a través de su afluente más importante en la cabecera, el río Azuer

Todos estos factores hacen que en este humedal se encuentre diversas formaciones vegetales, que van desde el bosque mediterráneo, la vegetación propia del río, incluidos los  tarayales y amplios masegales, carrizales .

Nos centraremos en el Taray (Tamarix gallica, Tamarix canariensis). El taray especie representante de las familia de las tamaricáceas, debido a las duras condiciones de salinidad y periodos de inundación, es la única especie arbórea que se encuentra dentro del humedal.
Árbol de hoja caduca cuya hoja torna en rojizos durante el otoño, su tronco adquiere con el tiempo unas formas caprichosas, el Taray se encuentra formando bosques periféricos en las orillas de las islas y riberas de los ríos, localizándose en zonas que ocasionalmente pueden estar encharcadas, un claro ejemplo es el bosque de la Isla del Pan, con grandes ejemplares centenarios.

Es una arbusto de aspecto delicado que puede llegar a los 10 m de altura. Sus ramas con tonalidades de pardo a púrpura oscuro son muy numerosas, sobre ellas nacen las flores, en ramilletes, son muy pequeñas y de color blanco o rosa. La floración tiene lugar en los meses de abril a septiembre. Los frutos, son cápsulas triangulares, donde se encuentran numerosas semillas dotadas de pelos largos.

Una buena cantidad fotos hemos expuesto en esta página, que podéis ver pinchando a la izquierda y en more photos. Hemos intentado jugar con la luz usando el agua como espejo, además de otros detalles. Espero que este homenaje  al árbol típico de las Tablas sea de vuestro agrado.

 

Navaseca a 10 de marzo de 2012

No quiero escribir nada, solamente ver este powerpoint. Es relajante Navaseca 2012

Cuando se ejecute el powerpoint, avanzad con el ratón.

Situación de Zua Corta a 10 de Marzo de 2012

En el artículo anterior veíamos como surgió agua en el paraje de Zua Corta, como consecuencia de que el relieve ha sido rebajado bastantes metros como consecuencia de extraer tierra de turba para abonar jardines una vez que el río Guadiana fue desecado.

Este descenso, deja el terreno por debajo del nivel hídrico del acuifero 23 por lo que el agua aflora en las partes más bajas, si la física no falla y se admite la ley de los vasos comunicantes.

Las charcas nuevas que han ido surgiendo siguen el supuesto cauce antiguo del río Guadiana, aunque hay que decir que actualmente éste no existe, ya que a veinte metros de la última charca nueva el río es un cerro de tierra gris sin cauce aparente.

Queremos dejar las fotos y no las palabras, ya que esta historia demasiado sabida, no es aconsejable narrarla por la tristeza de la misma y la rabia que en los nativos nos ha dejado.

Podemos comparar las fotos con las anteriores.

Las dos fotos de las charcas grandes, charcas que fueron las primeras en aparecer, se puede observar que han aumentado de tamaño.

Las pequeñas suponen el afloramiento del agua por aumento de nivel, teniendo en cuenta la escasez de lluvias en la región, debemos suponer que es por la aportación de las cabeceras del Azuer y el Jigüela, además del aporte  de las Lagunas de Ruidera desde el pantano de Peñarroya que desagua al Jigüela por el canal del antiguo alto Guadiana.

La última foto es muy significativa del esquema que ha supuesto la aparición de estos afloramientos.

Afloramiento de agua en Zuacorta

Estaba arado.
Donde antiguamente vivían la carpa o el lucio, donde se reproducía el cangrejo entre un mar de ova, estaba arado. Donde el carrizo y la enea doblaban sus tallos por la brisa al amanecer, donde el agua cristalina serpenteaban, estaba arado. Donde nuestro primer chapuzón ponía los pelos de punta  a nuestra madre, donde el olor a agua, ribera, ova se incrustaban en la piel, estaba arado.
Está arado.
¿Dónde estáis? ¿Dónde están la carpa y el lucio? ¿Dónde el cangrejo, dónde la ova que le protegía y le amamantaba? ¿Dónde está el agua que me envolvía, que me arrullaba, que me hacía sentir la vida entre los poros de mi piel? ¿Dónde se ha perdido el amanecer, dónde están los tallos que he de doblar con mi voz, dónde están la enea y el carrizo? ¿Dónde está la vida?
¿Dónde está la muerte?
¿Dónde estás barquero con tu barca? ¿Dónde están tus chiquillos y el salitre?
No oyes como silba la serpiente y el lagarto, como anida en tu vientre la hojarasca, la zarza y el espino. Puede ser que la luz no llegue a alumbrar en tus entrañas que no llegue la claridad y el brillo de los ojos que te contemplan en la inmensidad del tiempo, puede que sea de noche y nunca amanezca, puede ser.
Pero te has rebelado contra todo y contra todos y poco  a poco te has superado a ti misma, No remanses el gozo ni la esperanza, que no te roben tu nombre de antaño, que te nombren tus hijos y mis hijos por tu nombre,  nombre de agua y zanja, de agua y trinchera, Zua corta, la esperanza la he depositado en tus manos, que  no borren tu nombre porque está escrito en tu agua y lo silba tu vientre entre carrizos.
Han vuelto tus aguas al cauce, un cauce expropiado y arruinado por la codicia de los hombres, mancillado; y aunque no te reconozco estás tejiendo un nuevo cuerpo, sin tiempo, con heridas en lo más dentro del corazón.
Es de noche, la niebla se cierra alrededor de tus ojos, piedra y barro, en el puente se ha cubierto la escarcha de espaldas, espera.
Amanece, ¿Será posible? ¡Ojalá y se llenen las cuencas de tus ojos!
¡Qué se derramen en tu vientre hasta volver a unir  la tierra con su agua!

Nota informativa. Las fotos perrtenecen al paraje de Zua corta, todas de la zona izquierda del río a su paso por la carretera de Daimiel a Villarrubia. En esta zona hay un pequeño camino en el centro de los encharcamientos. Las dos primeras fotos pertenecen a la izquierda del camino, la tres de la zona derecha y la cuatro es una vista general de los dos encharcamientos; Esta foto está tirada hacia la carretera desde el interior, se puede observar como se ha rebajado el cauce para sacar la turba para abonar jardines hasta unas cotas que han hecho posible el afloramiento del agua (Fíjense a que altura queda la casa).

El agua sigue subiendo según me he podido informar, hay otros en la zona del Sordico y otros parajes próximos a los Ojos, hasta alguién comenta que se puede observar por alguna zona del paraje de los propios Ojos.

Situación del río Azuer a 30 de diciembre de 2011 y situación de las lagunas de la vega cerca de la autovía

La situación del río Azuer a 30 de diciembre de 2011 y la situación de las lagunas de la vega cerca de la autovía han cambiado sustancialmente de forma diferente si hablamos de un entorno o de otro. Me explicaré.

El río Azuer, aunque la cantidad de lluvia caída hasta la fecha no ha sido la deseada (unos 110 litros en lo que va de año hidrológico, lo que contrasta con la caída el año pasado, por citar una cifra de memoria, 200 litros sólo en el mes de diciembre) va deambulando por su sereno cauce con agua procedente del pantano de Villahermosa en cantidad suficiente como para pasearse por sus riberas y disfrutar del paraje, aunque no con el agua que todos soñamos si nuestros recuerdos se perdieran en años anteriores.

Las fotos que ilustran este texto, paisajes cercanos a la autovía y Puente viejo, son claro exponente de lo enunciado aquí.

Si hablamos de las lagunas de la Vega, provocadas por las excavaciones para extraer materiales para el firme  de la autovía y luego inundadas por el agua del río, al haber cedido la separación entre cauce y terreno, comentar que estas están totalmente secas, aunque quedan en algunas de ellas restos líquidos escasos.

Me comentaron que este verano se sellaron las fugas que tenía el río Azuer por las autoridades pertinentes (Confederación Hidrográfica del Guadiana) y  que fueron las causantes que estas propiedades privadas se fueran invadidas por el líquido elemento y arrasaran cultivos dejando a los propietarios en precaria situación.