Las Tablas de Daimiel a finales de 2011

A los que aman las Tablas

Las Tablas experimentaron un cambio importante en otoño. Sus arboles despejaron las ramas de hojas, otros tornaron sus colores de primavera y verano, en ocres y rojizos, dando a la vista una grata impresión. Un arco iris de naturaleza viva y gratificante.

También volvieron las grullas que acompañan, a los ya muy numerosos habitantes de las Tablas: Las fochas, cigueñas, gansos, pato colorado, garcillas, carriceros, etc. sus ruidos característicos inunda de sonidos vivificadores el entorno llenándolo de vida.

Hemos insertado un power point de lo visto este día 13 de noviembre de 2011.

Para acceder a él pinchad sobre el enlace.

Además hemos colgado fotos de la visita este 13 de noviembre de 2011, en la parte de la izquierda. Para verlas todas pinchad en more photos.

Anuncios

50 aniversario Fusión de la Hermandad del Cristo de la Expiración y la Hermandad de las Servitas

(En el 50 aniversario de la unión de las cofradías del Stsmo. Cristo de la Expiración y la de las Servitas, cuyo titular era la Virgen de los Dolores. Septiembre 2015)Virgen de los Dolores 2014

Sobre el cristal del agua abrigado por la brisa, amor frío,

eterna compañera sin despego,

flor incomprendida del camino.

Sobre el pecho amortajado en un sueño tiritante de estrellas,

amigas de la noche,

ayúdame a superar el miedo,

quita de mi pecho el hierro que me desnuda en el frío de la mañana,

libera la noche de mis ojos,

que anhelo ser una brisa de plata en medio de la ventana,

un juramento eterno vacío de miedos,

una lágrima que surca el rostro y desemboca en la cálida calma de mi pecho,

un poema de paz entre lirios amarillos,

viejos de amor,

amantes eternos de un amor inacabado,

del arrullo incansable de la madrugada, despiertos de besos y de manos,Salida Cristo Expiración 2014

de llantos rotos en la quietud de las sábanas.

Amiga en la noche impenetrable que acusa y busca vida en la vida,

que se posa en el vientre y lo perfuma,

que se convierte en refugio y abrigo en el camino,

en sal de esperanza,

en ojos que enmarcan el destino y rompe en dolor la náusea,

la angustia del ser que quiero vivir en ti,

manantial permanente de la yaga y el martirio,

de la noche y de sus miedos.

Tras de ti quiero la luz y sus colores,

el iris engrandecido y la palabra rota por el viento helado de amarillos gritos

y enemigos fieles.

El tiempo viste su mejor escaparate,

día a día, persigue el aroma de lo nuevo y lo encumbra,

lo aparta de tu lado y lo hace posible con su manto ajado de caines y de abeles,

de motivos inermes, motivos suficientes  de razones.

Razones y tiempos que alimentan la ilusión,

que quitan del aire, el aire, y lo enmarcan,

viejo lienzo sin aliento que cuando lo miras, son tus ojos

los que encuentro pintados en medio del silencio,

amarrados a una quimera nueva que desborda amor,

que pule el iris y lo llena y lo avasalla,

que lo confunde y lo impregna de tibia luz de esperanza,

que lo eleva por encima de mi y me confunde,

y me acuna en su corazón y me confunde,

y me atrae la sangre de tu sangre y me confunde,

y así me duermo y amanezco día tras día, a tu lado,

en medio de tu manto, protegido y amado,

confiado de no volver nunca a estar sin ti.

Angel Arcís García-Muñoz.  Junio de 2015)

DE COLABORADORES, MECENAS Y OTROS HERMANOS DE LA COFRADÍA DEL STSMO. CRISTO DE LA EXPIRACIÓN Y NUESTRA SEÑORA DE LOS DOLORES QUE EMPLEARON SU TIEMPO EN LA GRANDEZA DE NUESTRA HERMANDAD Y DE NUESTRA SEMANA SANTA EN GENERAL.

DSC_0745Difícil empezar sin dejar a nadie en el tintero, lo primero que quiero es poner en mis manos excusa sobre los posibles olvidos, que sin ser intencionados por desconocidos, no dejan de serlo. Para todos ellos mi agradecimiento y mi homenaje.

Empezaré por lo más cercano a mí y no por pequeños, menos importante.

Años de posguerra, España atravesó durante estos años por un periodo de miseria y atraso, El Franquismo optó por la autarquía por muchas razones, es decir, la autosuficiencia económica de España, y Daimiel no fue una excepción.

Recuerdo a hombres de la Junta y allegados en los lejanos años cincuenta, en la casa Tocón, calle mínimas con calle Arenas, reparar las carrozas y a sus hijos ayudando, más bien jugando entre “pasos”, entre romanos y judíos, etc. ¿Cuántas veces le hemos saltado el ojo al judío que está de rodillas levantando la cruz de Cristo? ¿Cuántas veces ha desfilado sin ojo, en Semana Santa, por que no había dinero para ponerle otro? En la última restauración de la Elevación, aparecieron algunos de ellos, 1996.

Y entre todos estos hermanos y sus hijos, recuerdo a mi padre, Ángel Arcís García de la Capellana, que en esos tiempos dejaba sus quehaceres en la carpintería y se iba a trabajar en los “pasos”, aunque no tuviéramos en esos momentos ni para comer, y no es ni una invención mía ni un amor de hijo a padre, es lo que había. Lo recuerdo con su esportilla de esparto, cogido de su mano iba yo, por la calle Alcantarillas, llena de herramientas, en dirección a la casa Tocón para reparar lo necesario y que pudiera desfilar ese año nuestra procesión y mi memoria me lleva también a Tirso Simal, a Perpetuo, entre otros, a los Hermanos Archidona que siempre han andado por allí, y recuerdo que me contaban como iban a por flores en una moto de las de entonces a los pueblos de alrededor, por que no había otra, que llegaban y volvían de milagro. Recuerdo a Juan Fernández de Simón y a Manuel Rodríguez, presidentes, hacedores máximos y eficientes de la Cofradía.

DSC_0749En tiempos más recientes, pero poco más florecientes, a Ramón Díaz de Mera que tuvo que hacer frente a la restauración de la Carroza de la Virgen sin medios económicos y también realizar la cochera nueva, pues la antigua se nos vino abajo, la que nos vendió Tirso por lo que pudimos darle. Recuerdo como eran trasladados los pasos a casas particulares de hermanos, mientras duraban las obras, Tirso, Andrés, etc., y para sufragar los gastos tuvo que pedir ayuda a muchos cofrades y para restaurar la carroza de la Virgen a nuestro gran mecenas de entonces: D. José Jiménez de los Galanes, (Gavillera) que pago gustoso la restauración, aún queda de esa restauración bastantes cosas en la actual carroza del palio, por decisión de la Junta de ese periodo (1995-2006) se hizo una composición entre lo plafones nuevos y el anterior estilo. Este hermano todos los años le ponía los claveles, siempre rojos, al Cristo de la Expiración, costumbre que luego siguió su sobrino Santos Rodríguez Barbero Jiménez de los Galanes por unos años. D. José se fue al cielo poco antes de ser elegido yo para presidir la cofradía, que Dios lo tenga en la gloria, como a cada uno de todos los que nos ha arrebatado el Padre a su presencia.

D. José López Moreno Chocano que prestaba su vivienda como Guardarropas, sin olvidarnos de Paqui Baeza que aparte de hacer las andas del Cristo y el carrillo para transportarlo a buen precio, nos regaló las andas de María Magdalena o a Teodoro Córdoba que nos regaló tres pies de forja para colocar estandartes y banderas ya en la época de mi presidencia, o la hermana Mari Paz Briso de Montiano que donó los banderines con las siete palabras y sus soportes, banderines que desfilan hoy en día delante del Cristo de la Expiración, o cada uno de los miembros de mi Junta Directiva, que los sábados nos íbamos a la cochera para hacer nueva la carroza de la Elevación inundada de carcoma y nos íbamos a por el corcho a un pueblecito de Toledo para su monte, con toda la carretera y alrededores cubiertos de nieve y nos multaron por ir a 65 km/h al pasar por Fuente el fresno, (Te acuerdas Calahorra), y a los albañiles que hicieron la reforma de los armarios y altillos, entre otros Placi y Antonio (Chinche) y a Romero que donó cuanta madera le pedíamos y mucho más y a Amparo Almela, que cuántas faldas, sayas, vestidos, mantos le hizo a la Virgen de los Dolores. No puedo dejar tampoco en el olvido, ni puedo ni quiero, a Calahorra, Almela, Jesús, Peña, José Luis, Paz, Conchi, Manolo, María Dolores, Pepa, Dani, Antonio, Juan, Guille, Vicente, Alberto, David, Pedro, Mª José, Ascen, Paco Núñez (Cuánta lotería nos vendiste)… y por supuesto a José Luis Oviedo (Descanse en paz)

También recuerdo a Jesús y a mi cuñado Teodoro, con las figuras de la Elevación camino de Móstoles para su restauración, o camino de la escuela de Bellas Artes San Fernando de Madrid a llevar la Magdalena para que nos la restauran gratis los alumnos de quinto curso bajo la dirección de Luis Priego Priego, la gasolina de estos viajes fue del peculio de los conductores. Y las gestiones de Paco Simal a través del cual no nos costó la restauración de la Magdalena y por el anagrama de la cofradía, que regaló gustoso y a Luis Martín que compuso las piezas Virgen de los Dolores y San Juan sin cobrar un duro y por supuesto a su padre, gran ferviente de nuestra hermandad. Trini Archidona no me olvido de ti, que trajiste la Magdalena una vez restaurada a Daimiel y tenías loco a todo Alcorcón vendiendo lotería de Navidad y a tu mujer Agustina. Gracias.

No voy a olvidar a Luis Medina, escultor que realizo las andas del Cristo de la Expiración que si bien cobró todo su montante, cobraba como se dice, tarde, mal y nunca su obra y como sabía que no teníamos dinero, se encargaba todas las Navidades y Reyes en vender seis o siete series de lotería que luego se quedaba para restar lo que le debíamos.

O de los colaboradores que nos ayudaban a vender la lotería en el año, con la que sacábamos las pesetas, después euros, suficientes para ir realizando las grandes obras de ese decenio: Ignacio, María de los Ángeles Arcís, Paz, Enrique González-Gallego Barrajón, (Último Hermano Mayor) Jesús Aranda, José Arroyo, Cristóbal, Santos Rodríguez-Barbero (Sobrino de D. José), Floristería las Camelias en Alcorcón, Plácido Rodríguez Fernández-Castellano y tantos otros que junto a los de Daimiel formamos un buen equipo, recuerdo (perdonar que repita esta palabra) que hubo algún miembro de la junta que al principio le daba vergüenza vender y se jugaba él toda la lotería que le dábamos.

No quiero dejar sin nombrar a la gente que había alrededor de cada uno de los miembros y colaboradores, mujeres, esposos, hijos que sufrieron en sus carnes el desapego de sus padres, maridos o esposas en esas fechas, todo por nuestra cofradía.

Tampoco quiero dejar en el olvido a los actuales, que a buen seguro se desviven por la cofradía, pero que no relato por que no conozco ni los nombres ni los detalles, ni los hechos, pero gracias a ellos, este proyecto sigue adelante.

Y por supuesto, como voy a dejar en el tintero a D. Bernardo Fisac Martín-Bandujo, mecenas donde los haya, no sólo de los “Blancos” si no de toda la Semana Santa de Daimiel en general, hasta el punto de morir en la pobreza por ello.

Del patrimonio de la hermandad anterior a la Guerra Civil, no conservamos nada prácticamente, si a caso, las varas de los faroles eran dos varales del palio viejo de la Virgen de los Dolores, entonces Virgen de las Servitas, que fueron sustituidos por las actuales, sobre el año 2004, pero creo que serían posteriores a la Guerra Civil, es lo más antiguo Junto con el estandarte restaurado en 2003. Testimonios gráficos queda algo, sobre todo fotos y algún acta , y recuerdos de algún hermano que se han ido plasmando en las dos revistas de la hermandad. La Guerra Civil fue un gran agujero negro donde entre sus llamas cupo todo, triste pero real. Sólo el Cristo de la Expiración se libró y todos sabemos su historia, y esa es historia para otro artículo. Ahí es donde aparece D. Bernardo Fisac Martín-Bandujo

En nuestros Estatutos se cuenta como se organizó la cofradía después de la Guerra Civil, y la figura de D. Bernardo Fisac Martín-Bandujo engrandece todos nuestros objetivos de entonces, transcribo a continuación de ellos: Uno de los problemas más apremiantes, para la Junta Directiva, era conseguir la restauración de la imagen del Stsmo. Cristo de la Expiración, que mutilada y en parte destrozada, se halló en el pozo de la sacristía de la Parroquia, con la suerte de que la cabeza… todos los gastos de esta restauración, la donación del paso de la Enclavación y otros beneficios fueron subvencionados por nuestro estimado paisano D. Bernardo Fisac Martín-Bandujo, gran entusiasta de nuestra Semana Santa…

Daimiel Semana Santa 2014

Ángel Arcís García-Muñoz

Ojos, Albuera, hundimientos… ¿Que pasa en Daimiel?

Hundimiento en EscoplilloSobre la base que Daimiel está sobre el Acuifero 23 ( es la unidad central y una de las piezas clave del sistema hidrológico de la Cuenca Alta del Guadiana . Abarca una superficie de 5.500 km2 con una profundidad de 70 m

La recarga de este acuífero procedeHundimieto en Escoplillo de la infiltración de las aguas de lluvia, de la infiltración producida desde la red de aguas superficiales,  y de los flujos laterales de otros acuíferos adyacentes con los que el Acuífero 23 interacciona.

Hundimiento en la ParrillaSe asienta sobre roca caliza muy permeable que filtra las aguas hacia el subsuelo. Las características del terreno e interconexión entre aguas subterráneas y superficiales han propiciado la existencia de grandes extensiones de humedales, entre los que destaca el de las Tablas de Daimiel.

El acuífero 23 regula de manera natural las aportaciones que recibe y descarga a través de sus aliviaderos naturales, como son los Ojos del Guadiana, origen de este río. Otra parte de la descarga se efectua a lo largo de su curso aguas abajo de su nacimiento, cuando el río forma ya parte de Las Tablas) la

Hundimiento entre Zuacorta y los Ojos del Guadiana, pudiera ser por el Sordico o el Rincón

Hundimiento entre Zuacorta y los Ojos del Guadiana, pudiera ser por el Sordico o el Rincón

caliza que hemos dicho anteriormente se disuelve y se hunde, ademas es terreno de turbas en descomposición y esto hace que también contribuya a hundimientos de grandes extensiones.

La cantidad de lluvia caída este año más los aportes de años anteriores han hecho posible que

Agua en la Albuera

Agua en la Albuera

el Acuifero 23 suba su nivel y empiece a aflorar por sitios que hace más de 30 años no lo hacía (la laguna de la Albuera, la que tiene la cota más baja de las existen (610 metros) en Daimiel y que se sitúa entre la carretera que conduce a Malagón y el camino de Molemocho).

El espectacular estado del acuífero 23 hace que se vea agua, si no en los Ojos del Guadiana, si a 500 m. del mismo sobre el cauce surgido. En conversación con un pastor de la zona, este nos aseguró : que donde ha surgido el agua son los verdaderos Ojos del Guadiana.

Contrastada esta noticia con otras aparecidas en los medios: el jefe del área de

Desbordamiento del Guadiana en la Parrilla

Desbordamiento del Guadiana en la Parrilla

Hidrogeología del Instituto Geológico Minero (IGME), Miguel Mejías, hace unos días se ha detectado el “ojillo” más cercano a este paraje. Mejías comentó que este surgimiento se localiza a 800 metros de la zona donde la carretera corta el paraje y tiene “unos dos o tres metros cuadrados”. Así las cosas, el experto del IGME entiende que “a finales de mayo o principios de junio” podrían surgir “pequeños encharcamientos” en el lugar donde tradicionalmente nacía el río Guadiana,

Sobre el cauce del Guadiana a unos 500 m de la carretera que une Manzanares con Villarrubia de los Ojos

Ojos del Guadiana. Sobre el cauce del Guadiana a unos 500 m de la carretera que une Manzanares con Villarrubia de los Ojos

Nuevos afloramientos de agua se han constatado hoy en la laguna de la Albuera en Daimiel (Ciudad Real, que se encuentra en las proximidades de los conocidos como Ojos del Guadiana, lugar donde popularmente se consideraba que nacía el nuevo río Guadiana.

Añadir un dicho que corre por Daimiel: Cuando el agua se encuentra en la Albuera, al poco, se ve en los Ojos.

Los Ojos del Guadiana se sitúan en los términos municipales de Daimiel y Villarrubia de los Ojos,  son los afloramientos naturales del Acuífero 23 recargado por las aguas que hemos comentado al principio y se pueden considerar como el inicio de un humedal de descarga que tiene su punto álgido en las Tablas de Daimiel, aunque desde el inicio históricamente, se desbordaba de su cauce y anegaba Ojos del Guadiana con ciclistauna extensión de más de 300 m. y así llegaba al Parque Nacional, siendo vida de muchas familias que trabajaban las especies que daba la zona: cangrejo, carpa, lucio, enea masiega, etc. la gran sobreexplotación que sufre el acuífero ha hecho que la descarga del acuífero no fluya y todo se haya quedado en el recuerdo, por eso es notorio lo que sucede y todos los que llevamos años en el lugar veríamos con buenos ojos su “reencuentro” con la historia.

En otro orden de cosas comentar que aquellos que quieran ver numerosas fotos de estos acontecimientos, del desbordamiento del Azuer, del Guadiana, de las Tablas, Lagunas de Ruidera, Semana Santa, ruta de Daimiel BBT Crisanto Peral y de muchas cosas más se pueden dirigir a la siguiente dirección de mi propiedad:

https://www.facebook.com/lastablasdedaimielysuentorno

Si no podéis pinchar directamente, seleccionarla y llevarla a la barra de direcciones.

El Azuer desbordado hace que se desborde el Guadiana en la Máquina

El Azuer desbordado hace que el Guadiana se desborde en el paraje de “La Máquina” y que desde la desembocadura del Azuer en el mismo Guadiana que éste discurra cauce arriba en dirección de la motilla de la Maquina o el paraje de la Parrilla.

Para ver las fotos conectar con el siguiente enlace:  https://www.facebook.com/lastablasdedaimielysuentorno

Si no se hace directamente al pinchar en él, os recomiendo que seleccionéis y lo llevéis a la barra de direcciones. También lo podéis hacer pinchando en el enlace que hay en la columna de la derecha: Las Tablas de Daimiel y su entorno.

Desde el Carrerón la vega del Azuer está prácticamente inundada (lugar desde donde empiezo a hacer las fotos) pero antes también está desbordado desde que en el pantano de Villahermosa desagua 20metros cúbicos por segundo

Molemocho y las Tablas desde la Torre de Prado Ancho

Nivel de agua en Molemocho del GuadianaEl sábado pasado día 26 de enero de 2013 recorrí los aledaños del Río Azuer comprobando que el agua ya desembocaba en el Río Guadiana, no es una gran cantidad de litros por segundo pero es algo que hace unos días no llegaba, si a esta agua queCauce del Guadiana en Molemocho a 28 de enero de 2013 2 llega al cauce y que va hacia las Tablas unimos el agua que brota de los ojos que se han formado entre el paraje del Nuevo y el paraje de Griñón sobre el cauce del Guadiana nos encontramos con un cauce aceptable que se refleja en el puente de Molemocho a la salida del molino en dirección a la presa de Puente Navarro. Primeras fotos de este reportaje.

Cauce del Guadiana en Molemocho a 28 de enero de 2013Hoy lunes me he pasado por el Molino de Molemocho para comprobar que el agua que aporta el Azuer se hace notar y a fe que si, lo podéis comprobar en las fotos anteriores, después me he ido a las Tablas, pero no al recorrido que normalmente hacen los visitantes si no a la Torre de Prado Ancho y desde allí las he fotografiado, en las fotos se observa el nivel que tienenTablas desde la Torre de Prado Ancho a 28 de enero de 2013 las Tablas de encharcamiento a estas fechas, no óptimo, pero si bueno, pensando que el año 2012 ha sido calamitoso en precipitaciones, aunque el mes de enero de 2013 no ha sido tan malo pues han caído ya 50 litros, aproximadamente la quinta parte del año pasado.

Las Tablas desde la Torre de Prado Ancho 4Se ven muchas lagunas que solo tienen agua en el centro y hasta lllegar a la orilla todavía le quedan algunas decenas de metros.

Las fotos y un breve comentario sobre las fotos del Río Azuer las podéis ver en esta págtina mía: https://www.facebook.com/lastablasdedaimielysuentornoLas Tablas desde la Torre de Prado Ancho 1

(Si no podéis hacer el enlace directamente, seleccionarla y pegar en la barra de direcciones)

Avifauna en las Tablas a 25 de noviembre de 2012

Comentar que es gratificante pasear por los alrededores de las Tablas de Daimiel, no tanto por ellas si quieres observar las anátidas, grullas, garzás y otras especies de aves en su habitat natural, ya que en estos parajes, ajenos a las visitas que un fin de semana tiene el parque nacional, las aves casi campan a sus anchas, en las Tablas, digamos que se esconden.

Que duda cabe que observarlas es fácil si tienes medios para ello, ya que si te acercas un poco corres el peligro de espantarlas, aunque esto último no deja de ser precioso, un aliciente más, ver salir entre el carrizo y la masiega, en desbanda, decenas de patos y empezar el vuelo impresiona hasta al más sensible. Ver planear algo más lejos un pato colorao o un porrón común es alucinante. Correr sobre el agua para elevar el vuelo a una focha sorprendida en su cotidiana busca de alimento, impresionante.

Sentir el ruido de cientos de grullas cuando vuelan en el firmamento buscando otros asentamientos y echar la vista al cielo y ver el sol cubierto casi por estos animales es una sensación de gozo y poder fotografíarlas es más. Es extasiarse en ello, es disparar sin parar tu cámara de fotos en un sin fin de sensaciones inéditas.

Todo esto me ocurrió ayer en estos alrededores.

Y hoy ya sin cámara y por casualidad, iba yo haciendo un circuito en bici,  he visto a estas grullas desplazadas un poco más al sur, concretamente en la extinta laguna de la Albuera más cerca del camino que va al Paraje Natural que de la carretera que va a Malagón. Por supuesto me baje de la bici y me puse a contemplarlas, no podía hacer más, ¿Qué más podía hacer? ¡Contemplar  la maravilla de la naturaleza!

En otro orden de cosas decir que a día de hoy por el Azuer corre un pequeño reguero de agua hasta el puente de la Autovía, ya lo observe el viernes por el Carrerón, pero pasado el puente el agua se detiene en las primeras curvas, pequeños desniveles del río en su cauce son la causa. ¿Llegará al puente sobre la carretera de Arenas? el tiempo lo dirá.

Más fotos en la columna de la izquierda, en more photos.

14 de noviembre de 2012, el Azuer se ha evaporado, el Guadiana en la Máquina no corre, tampoco corre en el Nuevo, si corre en Griñón y en Molemocho.

Es miércoles 14 de noviembre de 2012, he paseado siguiendo el curso de nuestros ríos ante la dicotomía si corre-no corre el Guadiana. Vamos por partes.

El sábado pasado día 10 se puede decir que no se veía movimiento alguno en el río Guadiana, si en el Azuer como expusimos en artículo y fotos más abajo.

En el artículo sobre las Tablas del mismo día se hizo una foto de unos patos sobre una isla en el cauce del Guadiana a la altura de Molemocho, hoy 14 de noviembre esa isla existe llena de patos, pero reducida; que quiere decir, el agua ha subido de nivel en este paraje.

Hoy el agua del cauce del Azuer se ha evaporado, no circula (fotos una y dos), se ha secado; en la Máquina no hay agua, cauce ya del Guadiana, lo que quiere decir que no hay emanaciones  de los “Ojos” tradicionales, aquellos que se encuentran en la confluencia de la carretera de Madrid con la de Villarrubia de los Ojos a Manzanares, a unos ocho km. de Daimiel, tampoco circula el agua en el Nuevo, aunque si hay “ojos” sobre el cauce del río Guadiana que tienen bastante agua, pero no la suficiente para hacer correr el río por este paraje (fotos tres, cuatro y cinco).

En la zona de Griñón, vemos que el agua ha subido de nivel, pero hay un ojo junto al camino que está por debajo del nivel que tenía hace seis meses cuando se comunicaba con la laguna principal de esta zona, esto es significativo e importante porque este ascenso de nivel ha hecho que el río corra y llegue a Molemocho donde se nota la subida de nivel del agua en zonas que hace sólo tres días no estaban inundadas y hoy si lo están y en esa isla donde se cobijan ánades que hoy tiene una dimensión menor que el día 10 de noviembre (fotos restantes).

Que ha ocurrido, supongo (no lo he visto) que hay afloramientos entre el Nuevo y Griñón, como ya dijeron los técnicos, lo suficientemente importantes para expulsar agua y hacer que la subida en el nivel de éstas en esta zona sea significativa y conlleve que discurra el agua en su dirección natural hacia las Tablas de Daimiel. Esto es así porque el acuífero está inclinado hacia nuestro paraje más importante, aflorando por escorrentías naturales en las Tablas, ha bastado que haya subido un poco el nivel freático del acuífero 23 y que se hunda parte de la turba (que ahora pesa más por estar empapada por los más de 200 l. de agua que han caido en dos meses) para formarse estos “ojos” y su excedente llegue a provocar el fenómeno que por insólito, no es menos deseado entre nosotros.